Mitos de crecimiento del pelo después de muerto

Mitos de crecimiento del pelo después de muerto¿Quién no ha escuchado los mitos del crecimiento del pelo que ocurre después de que una persona fallece? Algunos individuos toman este hecho como una prueba de que en efecto existe “vida después de la vida” es decir que de alguna manera nuestra alma se conecta por última vez con el organismo, haciendo que los folículos capilares sigan aumentando su tamaño.

Por suerte, la ciencia ha dado una explicación a este fenómeno y en las siguientes líneas te enterarás sobre esa resolución. Los estudiosos dicen que durante el proceso de descomposición del organismo no ocurre ningún proceso extraño que pudiera hacer suponer que el cuerpo se conecta con otro plano astral.

Al contrario, lo que pasa es que cada uno de los huesos y músculos van perdiendo paulatinamente moléculas de agua, lo que indirectamente hace que su tamaño vaya disminuyendo.

Lo que intentamos decir con esto es que al tener los tejidos menos volumen, crean la ilusión de que ciertas partes del cuerpo siguen creciendo, aunque en realidad lo que pasa es que varias áreas del cuerpo se van enjutando.

Así, si por ejemplo observáramos una exhumación de un cadáver, podríamos ver cómo el cabello está más largo que cuando dicha persona fue sepultada. Lo mismo pasa con las uñas de pies y manos, ya que los dedos al no tener el tejido suficiente, crean la ilusión de que también han crecido.

Lo acontecido con las uñas es algo bastante curioso y es que si en alguna ocasión te has machucado y por consiguiente la uña se te ha caído, sabrás que siempre hay una parte oculta de este delgadísima hueso en el dedo. Sin embargo, al haber desaparecido esa piel, la uña del occiso queda completamente descubierta.

Es interesante cómo la ciencia ha ayudado a acabar con miles de misterios.